Newsletter

Sign up for the latest news, shows & appearances

Designed with ♥︎ by Lenny’s Studio © 2019. All rights reserved

Press

ABC

Júlio Bravo

ABC – Michael Fabiano: «La palabra más importante para un cantante de ópera es “no”»

El cantante estadounidense interpreta en el Teatro Real «Giovanna d’Arco», de Verdi, junto a Plácido Domingo

ABC

Michael Fabiano (Nueva Jersey, EE.UU., 1984) habla un más que correcto español que aprendió en su día en Toledo, donde pasó tres meses cuando tenía 15 años, pero lo mezcla inevitablemente con el italiano, «el idioma universal de la ópera -se justifica-; en el Met todos nos hablamos en italiano, no en inglés». El Met (la Metropolitan Opera House de Nueva York) es, precisamente, el cuartel general de este tenor, uno de los grandes cantantes de su cuerda en la actualidad, que dentro de unos días cantará por primera vez la ópera «Giovanna d’Arco», de Verdi, en el Teatro Real -en versión de concierto-, al lado de Plácido Domingo. Éste es, de algún modo, el padrino de Fabiano, que en sus tres actuaciones en el coliseo madrileño -«Cyrano de Bergerac», «I due Foscari» y «Giovanna d’Arco»- siempre ha estado al lado del legendario cantante español.

Plácido Domingo no es mala compañía, ¿pero cantar con él entraña una responsabilidad especial?

Plácido es, por encima de todo, un verdadero maestro, todos lo sabemos. Lleva más de cincuenta años cantando, y le tengo un gran respeto no solo por su carrera sino por todo lo que ha hecho por la ópera y por los jóvenes cantantes. Siento que tengo la responsabilidad de seguir su camino; es importante trabajar todos los días. Plácido lo hace, y yo lo hago también al frente de mi fundación, ArtSmart -que ofrece clases de canto gratuitas a jóvenes cantantes sin posibilidades-, a la que dedico seis o siete horas al día; y esa lección la aprendí de Plácido.

¿Esa labor puede llegar a modificar a un artista? ¿Se canta mejor cuando uno se siente bien?

Para mí, cantar no es un trabajo, porque yo lo hago con el corazón; un cantante que no ponga el corazón en escena no puede compartir la experiencia con el público. Cantar es una alegría para mi.

¿Siempre quiso cantar?

No. Con 15 o 16 años pensaba que me dedicaría a los negocios; me gustan los coches, los aviones -de hecho soy piloto-; no tenía en mente dedicarme a la música. Cuando empecé la Universidad descubrí mi vocación de cantante… Pero yo no soy como Plácido, yo sé que en unos años terminaré mi carrera operística y me centraré en otras actividades. Solo tenemos una vida y yo quiero hacer muchas otras cosas aparte de cantar. Es solo una etapa de mi vida, una calle por la que transito ahora; pero esa calle se termina y empieza otra.

Cuando se llega al nivel en que usted se encuentra, ¿no hay que dedicarle todo el tiempo a esa calle?

No necesariamente. Disfruto cantando, en la ópera, y le dedico el tiempo necesario al estudio y a las funciones. Pero hago otras cosas. Es cierto que me cuido: no bebo, no fumo, duermo ocho o nueve horas al día, no voy a bares ni lugares con mucho ruido… Mantengo la boca cerrada porque soy consciente de la responsabilidad que tengo para con el público. Eso es lo más importante para mí.

¿Un cantante de ópera ha de aprender a decir que no?

Aprendí esa lección a los 18 años; la palabra más importante en esta carrera es «No». He dicho «no» muchas más veces que «sí». Sé que a muchos sobreintendentes y responsables de teatro no les gusta, pero yo debo proteger mi voz para darle al público lo mejor de mí el tiempo que esté en escena.

¿Pero sabe usted ya cuando va a dejar de cantar o va a escuchar a su voz?

Tengo una idea de cuándo terminará mi carrera; no creo que dure mucho más de diez años. Y tengo muchos planes para el futuro. Quiero liderar mi fundación, y eso necesita dedicación.

¿Y se pueden conocer esos planes?

Mi país es muy importante para mí. Y cuando veo a los estudiantes y a los profesionales de mi fundación sé que puedo ofrecer posibilidades a mucha gente en todo Estados Unidos. En esa dirección quiero trabajar.

Dice que su país es muy importante. ¿Ha cambiado con Donald Trump?

Estados Unidos son trescientos millones de personas; Donald Trump solo una. Hay mucha gente a la que les gusta y mucha otra gente a la que no les gusta. A mí Trump no me importa, me importan los trescientos millones de estadounidenses, como va a ser su vida en las próximas décadas. Trump estará como mucho otros cinco años -yo creo que va a ser reelegido, tengo esa sensación-. Es cierto que el presidente de un país es el líder, el capitán, pero los presidentes vienen y van, a mí me preocupan, insisto, los ciudadanos. Trump se irá, y nosotros seguiremos siendo un gran país. Estados Unidos ha hecho grandes cosas por el mundo antes de Trump y las seguirá haciendo después de Trump. Vivimos en un mundo que nos ofrece información veinticuatro horas al día siete días a la semana, y al instante; en tiempos de Clinton y de Bush no ocurría eso. Y teníamos más tiempo para pensar; ese es el problema que tenemos ahora en el mundo, que no tenemos tiempo para pensar con profundidad; recibimos información cada segundo… Necesitamos evadirnos y pensar, necesitamos colaborar con otras personas para hacer las cosas juntos… Seguramente todo sería distinto.

Y la ópera, como otras disciplinas artísticas, nos puede ayudar a ello.

Eso espero. A mí me entristece que el público solo quiera disfrutar el momento, no el proceso. Trump dice algo terrible hoy: odiamos a Trump para siempre. Pero hay muchas más cosas que hacer en este mundo, tenemos mucho que pensar.

Tiene 35 años y ya está en lo más alto de su profesión. Es muy joven.

No sé si soy joven; no me siento así. Hay muchos cantantes mucho más jóvenes que yo, cantantes que empiezan con veintidós o veintitrés años. El mundo de la ópera quiere ahora cantantes cada vez más jóvenes.

¿Y eso es bueno o puede quemar a esos cantantes?

Depende de cada uno. Cada cantante tiene su forma de llevar su carrera. Yo lo planifico todo, y creo que es la mejor manera de no quemarse.

Yo no soy como Plácido Domingo, yo sé que en unos años terminaré mi carrera operística y me centraré en otras actividades. Solo tenemos una vida y yo quiero hacer muchas otras cosas aparte de cantar.

Michael Fabiano

Next & Prev. Articles

News

Verdi’s ‘Giovanna d’Arco’ at Teatro Real de Madrid

Closing out the 2018/19 Teatro Real de Madrid season, Michael Fabiano stars as Carlos VII in a concert version of Verdi’s Giovanna d’Arco. {…}

Full Article

Press

Club de Ópera: Giovanna d’Arco en el Real

Club de Ópera Opening today at the Teatro Real in Madrid, the concert version of Verdi's rarely heard Giovanna d'Arco and never before presented {…}

Full Article